Daiana Giménez tenía 19 años y murió en el lugar luego de recibir un disparo en el rostro frente a su hijo.


La Fiscalía Regional de Rosario pidió 18 años de prisión para el presunto asesino de una kiosquera que no quiso venderle fiado en la zona oeste rosarina. El juicio por la muerte de Daiana Giménez empezó este miércoles a dos años de la captura del único imputado en la zona oeste.

Según el Ministerio Público de la Acusación (MPA), Jonathan Benítez estaba junto a otro muchacho la noche en la que fueron al comercio que atendía la víctima en el barrio Gráfico. En ese momento se produjo una discusión y la joven de 19 años recibió un balazo fatal en el rostro.

La investigación sobre el crimen quedó a cargo del actual juez Florentino Malaponte, quien por entonces trabajaba como fiscal y remarcó que el tirador abrió fuego frente al hijo de la muchacha. Durante la primera audiencia en el Centro de Justicia Penal, los representantes del organismo judicial ratificaron además la acusación por abuso de arma de fuego, ya que el acusado también disparó contra un vecino de la zona de Magaldi al 8700 mientras huía.

El sospechoso de 28 años fue apresado en Nochetto al 1100 poco después del deceso de Giménez y días más tarde le atribuyeron los los delitos de homicidio calificado y portación ilegítima de arma de fuego de guerra. Benítez había salido en libertad pocos meses antes del luego de purgar una condena previa de 5 años de prisión por robo calificado, según indicaron entonces funcionarios del MPA.

La fiscal Georgina Pairola tomó las riendas de la causa en esta última instancia para presentar las pruebas. Al final del debate oral y público, la sentencia será dictada por el tribunal que integran Pablo Pinto, Patricia Bilotta y Mariano Aliau.




Comentarios