Lucas Aquino recibió un disparo en el cráneo y las autoridades detuvieron a un cómplice tras la persecución.


Un hombre de 32 años falleció este martes por la noche luego de un presunto enfrentamiento con la policía en la zona oeste rosarina. Fuentes de las fuerzas provinciales informaron que la víctima fatal había protagonizado un robo a mano armada junto a un cómplice que fue detenido en el lugar.

Agentes del Comando Radioeléctrico hirieron a Lucas Aquino tras responder a una denuncia telefónica sobre un asalto a un local de ropa en Larrea y La Paz. De acuerdo a la versión preliminar, tanto él como su acompañante escaparon a bordo de Renault 12 hacia el este poco antes de las 18 y los uniformados los interceptaron en el cruce con Avellaneda.

La huida concluyó en Gutenberg y La Paz, donde el supuesto delincuente recibió un balazo en el cráneo y fue atendido por personal del Sistema Integrado de Emergencias Sanitarias (Sies). Allí los efectivos a cargo del procedimiento arrestaron a Isaías J. (25), a quien señalaron como el segundo autor del robo. Desde el Ministerio de Seguridad de Santa Fe informaron el secuestro de un arma de fuego y una réplica en el operativo.

Aquino ingresó al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca) y murió pasadas las 21.30 raíz de la lesión que presentaba. A partir de su deceso, las actuaciones radicadas en la Comisaría 32° fueron enviadas a la unidad de Homicidios Dolosos y el fiscal Adrián Spelta quedó a cargo de esclarecer el octavo homicidio en 5 días en el departamento Rosario. Por la madrugada, un indigente de 43 años había fallecido en Granadero Baigorria luego de que dos personas lo golpearan y le prendieran fuego.




Comentarios