Un joven estudiante de Ciencia Política en la UNR fue condenado a tres años de prisión condicional por la posesión y distribución de pornografía infantil. Fue a través de un procedimiento abreviado.

El muchacho, identificado como Martín Krowaj, además de ser alumno se desempeñaba como adscripto a la cátedra de Historia Política Argentina, era ayudante de otra materia, y era asistente de un emprendimiento inmobiliario de Fisherton.

Había sido imputado en agosto pasado por 31 casos de facilitamiento y distribución de material pornográfico infantil y prostitución infantil, luego que apareciera su dirección IP en una investigación por pedofilia originada en Buenos Aires.

En el marco de un procedimiento abreviado, se condenó al joven a tres años de prisión en suspenso y le marcaron una serie de reglas de conducta como fijar domicilio, no tener contacto con niños, ni física ni virtualmente, hacer un tratamiento psicológico y tareas comunitarias. Además, tampoco puede salir del país.