Los padres de Victoria no tienen trabajo y advierten que su hija ya sufre problemas diarios por la enfermedad.


La familia de una niña rosarina denunció que postergaron por falta de insumos la cirugía de su hija por un tumor como resultado del ajuste en centros de salud municipales. La madre se mostró preocupada porque no tienen alternativa por fuera del sistema público y advirtió este miércoles: “Me dicen que puede esperar hasta marzo de 2020”.

“Ahora sólo puede ingerir líquido y le cuesta mover la cabeza por el dolor que tiene”, contó Micaela sobre la situación de la nena de 8 años después de su última visita al Hospital Víctor J. Vilela. Ante esos inconvenientes, la mujer tiene previsto presentar un recurso de amparo mientras los funcionarios del área reevalúan el caso.

El diagnóstico de Victoria se confirmó en junio a partir de una infección en el submaxilar izquierdo. Desde entonces en su casa cuidan que no se golpee y remarcan que su padecimiento es cotidiano. En días de alta humedad se le inflama la mandíbula y hasta el momento sólo le suministran antibióticos que le hacen mal a la panza.

Micaela le contó a Canal 3 que el estado de la niña “se sigue complicando” a medida que pasa el tiempo, aunque los profesionales consideraron que la intervención puede esperar. Del otro lado, sus papás hicieron público el reclamo porque no tienen trabajo ni obra social para recurrir al sector privado. Afirman que su hija “ya no puede tragar” y tuvieron que llevarla a la guardia dos veces en menos de una semana.




Comentarios