Las remisiones se produjeron luego de los 577 operativos preventivos realizados en zonas vulnerables durante la última semana.


Unos 176 vehículos fueron remitidos al corralón durante la última semana, cuando se relizaron 577 operativos preventivos en zonas vulnerables que estuvieron a cargo de la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana municipal y del Ministerio de Seguridad provincial.

El titulr de la Secretaría de Control, Guillermo Turrin, explicó que las acciones son móviles y se efectúan de manera sorpresiva desde la tarde y hasta la madrugada de cada jornada. Los objetivos consisten en prevenir y controlar el tránsito y también, la posible comisión de delitos.

Para cubrir el primer aspecto, los agentes municipales requieren la documentación del vehículo y fiscalizan la presencia de elementos y medidas de seguridad reglamentarias, como, por ejemplo, la tenencia de casco y la chapa patente, así como también, la titularidad del rodado y si están vigentes pedidos de captura policial.

El otro objetivo es alcanzado por los efectivos policiales quienes se encargan de identificar a conductores y acompañantes y verificar cuestiones relacionadas con armas de fuego y drogas.




Comentarios