La policía detuvo a cinco personas y secuestró gran cantidad de elementos.


La Brigada Operativa de la Policía de Investigaciones (PDI) allanó un desarmadero ilegal tras una denuncia por el robo de una motocicleta.

Según informaron fuentes del Ministerio de Seguridad, el propietario del rodado vio que partes del vehículo eran vendidas a través de una página de Facebook.

Con esta información realizó la denuncia formal y la PDI resolvió realizar una entrega controlada. De esta manera, la víctima simuló ser un comprador y acordó un encuentro en Dorrego y Uruguay donde la policía logró detener a cinco personas.

Los aprehendido, de entre 20 y 42 años, habían llegado al lugar en la Renault Kangoo azul en el que transportaban el motor del vehículo sustraído.

La PDI allanó un taller clandestino ubicado en Rueda al 1500. Allí secuestraron dos baterías, cubiertas, llantas, cinco caños de escape, tres tapas de motor, cinco barrales, cachas plásticas, cuadros y asientos de varias motos, cinco tazas de ruedas, cuatro tanques de nafta, tres tapas de cilindro, un carburador, tres horquillones, engranajes, tornillos y tuercas.

En el domicilio de dos de los detenidos también se encontraron autopartes que se supone fueron obtenidos de manera ilegal.




Comentarios