Marcelo David Rey fue imputado por el desvío de una investigación para salpicar a miembros de la familia Cantero.


La Justicia provincial ratificó este martes la orden de prisión preventiva para un subcomisario acusado de ayudar a la banda supuestamente liderada por Esteban Lindor Alvarado. Desde la Fiscalía recordaron que Marcelo David Rey es considerado como una de las patas policiales de dicha asociación ilícita entre otros delitos atribuidos a mediados de este año.

El uniformado que trabajaba como colaborador de los mismos funcionarios que lo imputaron en junio fue capturado a principios de junio al igual que su hermano Martín Rey, quien tiene un rango superior y realizaba tareas similares al servicio del Ministerio Público de la Acusación (MPA). 

A partir del asesinato de Lucio Maldonado y atentados contra el Poder Judicial a fines del año pasado, los investigadores descubrieron que los supuestos autores de dichos hechos intentaron plantar pistas faltas para incriminar a la familia Cantero. De esta manera buscaban encubrir a Alvarado y exponer a “Los Monos” y sus allegados.

La pesquisa está en manos del fiscal Luis Schiappa Pietra, quien solicitó mantener bajo arresto a Rey en los mismos términos dispuestos. El planteo fue aceptado por la jueza María Melania Carrara según el plazo máximo contemplado por la ley.




Comentarios