Elina Rivero reveló que la llevaron inconsciente hasta la seccional y le quitaron la ropa ensangrentada para ocultar el hecho.


A dos semanas de la turbia intervención de los agentes de la Comisaría 7° por una discusión en un bar de la zona, la joven de 27 años que había quedado en coma luego de ser derivada a la seccional dijo que dos agentes de esa dependencia abusaron de ella y la golpearon.

Luego de permanecer internada una semana en el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca), Elina Rivero contó: “Una mujer policía me metió un cachetazo, asi que reaccioné”.

“Me pegó una patada en el pecho y me golpeé contra la pared. Me quise defender y se metió un policía hombre y me siguieron golpeando. Me hicieron dar tres veces la cabeza contra la pared, y ahí me la rompí”, recordó la muchacha en una entrevista con el diario Rosario/12.

Ya inconsciente, una amiga vio cómo la llevaban a rastras entre dos oficiales mujeres desde la vereda frente al bar Pacific, ubicado en la esquina de Cafferata y Catamarca. A pocos metros de allí se ubica la Comisaría 7°, donde una ambulancia la retiraría una hora después del incidente en corpiño y bombacha.

“Lo que creo que pasó es que sacaron la ropa, porque estaba toda llena de sangre, para que no pudiera demostrar nada, para no poder probar los golpes”, afirmó Elina.






Comentarios