El futbolista González Riaño recibió la libertad condicional por el terrible accidente que protagonizó en el que murió un motociclista de 20 años.


El ex jugador de Colón, Lautaro González Riaño, recibió la libertad condicional, en la causa que se le seguía por haber atropellado y matado a un joven mientras conducía alcoholizado y pasando semáforos en rojo.

Riaño cumplía prisión domiciliaria por el hecho ocurrido el 21 de agosto de 2016, cuando al mando de un Peugeot 208 de un compañero, evadió a toda velocidad un control alcoholemia ubicado en Ovidio Lagos y Salta.

En su loca huida, casi atropella a un inspector de tránsito, pasó un semáforo en rojo y terminó embistiendo a Diego Torrez, de 20 años. El joven padre falleció poco después. El test de alcoholemia dio que tenía 1.45 gramos por litro de alcohol en sangre.

Según informó Radio 2, sus abogados defensores lograron un acuerdo con los representantes de las víctimas para cambiar la carátula de la causa y lograr un juicio abreviado.

En el mismo se estableció una condena de tres años, pero como ya tenía nueve meses de prisión domiciliaria, recibió la libertad condicional. Además quedó inhabilitado para conducir por ocho años.




Comentarios