El artista callejero se llama Jairo y salió a denunciar que la Guardia Urbana le pide un permiso para mostrarse en las calles.


Si bien los limpiavidrios, los trapitos y los artistas callejeros son una postal cotidiana entre aquellos que piden propina en los semáforos de diferentes zonas de Rosario, un equilibrista salió a denunciar que la Guardia Urbana Municipal lo corrió por mostrar su arte en una esquina.

Quien hizo el planteo se llama Jairo Beccaria, y puntualmente manifestó que el personal de control que responde a la intendencia le pidió un “permiso” que obviamente no poseía para realizar una práctica muy popular, que sobre todo se observa en los parques.

Resulta que para hacer arte callejero necesitas ‘permiso’, pero para limpiar vidrio o ‘cuidar’ autos en la calle, y obligar a la gente a pagar por el espacio público no necesitas ningún permiso”, escribió Jairo en Facebook para arremeter contra la Guardia Urbana que lo corrió.

La Guardia Urbana Municipal le labró un acta a Jairo Beccaria para correrlo del lugar donde se prestaba por propina. (Facebook)

La publicación en la red estuvo acompañada por fotos de los agentes que participaron del operativo en el que decidieron desplazarlo de la esquina de Corrientes y 27 de Febrero donde este martes Jairo estaba mostrando su arte por una propina.

La Guardia Urbana Municipal le labró un acta a Jairo Beccaria para correrlo del lugar donde se prestaba por propina. (Facebook)

“La disciplina se llama ‘cuerda floja’  y  el objetivo es sacar el circo a la calle. Que todos puedan disfrutar de una pequeña rutina, y quien pueda colaborar, así sea con un billete, un aplauso o una sonrisa, lo haga”, comentó Jairo a Vía Rosario y agregó: “a través de esos 40 segundos de luz roja hay una expresión artística que deja algo para el espectador”.





Comentarios