El joven de 19 años tenía pedido de captura activo por abuso de arma y lesiones dolosas.


Este martes por la noche la policía detuvo a un joven de 19 años que fue a retirar una moto a la comisaría y al identificarse se comprobó que tenía un pedido de captura activo.

Ocurrió en Santo Tomé. El muchacho llegó a la Subcomisaría 9° y explicó que deseaba retirar el vehículo que estaba en el depósito de esa dependencia policial.

Cuando dio su nombre, los agentes constataron su identidad y vieron que presentaba un pedido de captura activo como presunto autor de los delitos de abuso de arma y lesiones dolosas en el marco de violencia de género, además del incumplimiento de mandato judicial.

Ante esta situación el fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación ordenó que M. N. S. de 19 años continúe privado de su libertad.




Comentarios