La mujer era afiliada voluntaria y había quedado sin cobertura tras la muerte de su hermana.


La Justicia civil y comercial de la ciudad aceptó una medida cautelar planteada por una anciana de 90 años a la que Iapos le había retirado la cobertura médica cuando falleció su hermana.

De acuerdo a la resolución del juez Néstor García, la obra social tomó una decisión que implicaba “dejar abandonada a su suerte” a la demandante, quien llevaba 20 años afiliada como parte del grupo familiar en forma voluntaria.

En la medida que la mujer cumpla con el pago de la cuota, el magistrado consideró que Iapos debe volver a asistir a su asociada en forma inmediata, dejando sin efecto la baja. La presentación realizada en los Tribunales provinciales se había llevado a cabo tras la muerte de la titular de la prestación, según informó Tiempo de Justicia.






Comentarios