Aparecieron chats entre organizadores en los que se habla de negociar con la Municipalidad de Arroyo Seco para que ingrese más gente de la permitida.


Aparecieron pruebas que complican al municipio de Arroyo Seco en la trágica fiesta de Punta Stage. La Fiscalía presentó chats entre el organizador de la fiesta y el dueño del boliche en el que hablan de un supuesto arreglo con las autoridades locales para que ingrese más gente de la permitida.

Mensajes de WhatsApp entre Alan David Van Brook, socio de la productora Art Live Produccione, que organizó el evento, y Germán Pablo Dalinger, uno de los dueños del boliche, darían cuenta de la connivencia del municipio con los procesados por el evento que acabó con dos jóvenes muertos.

En los chats que se revelaron se habla inicialmente de los valores del alquiler del predio para montar la fiesta electrónica, y luego ambos dialogan en torno a la capacidad del lugar. “El límite actual según la Municipalidad es de 3200 personas, pero si se llega a necesitar más lugar lo negociamos con la sec”, dice uno de los mensajes en referencia a la Secretaría de Gobierno.

Otro detalle que llama la atención de la causa es que hasta una semana antes del evento la capacidad del local era de 1800 personas, pero luego se amplió a 3200 tras una inspección en la que se contaron incluso los metros al descubierto, algo que no está permitido.

El día de la fiesta llovió, y la gente (mucha más de la permitida) se agolpó en los lugares techados, provocando un gran hacinamiento.

Cabe recordar que la semana pasada se confirmó el procesamiento de 

Van Brook, su socio Gino Piazzese Scaglia, Dalinger y Esteban Gómez, encargado de espacio. El juez federal Carlos Vera Barros les dictó a los cuatro prisión preventiva.






Comentarios