La denuncia ingresó temprano a la mañana y la víctima presentaba una herida de arma de fuego en su pierna.


Pocas horas después del asesinato de un hombre de 52 años en barrio Triángulo, la policía rosarina comenzó a investigar este miércoles otra muerte por herida de bala en un camping a la vera de la autopista Rosario-Santa Fe.

La pesquisa tomó estado público cerca de las 9 de la mañana a partir de una llamada al 911 desde el predio que tiene uno de sus accesos sobre el cruce de la calle 1379 y Cullen y Ugarte. Por esa vía fueron advertidos de que el cuidador del establecimiento había fallecido y así se inició el operativo a la espera de la intervención del Ministerio Público de la Acusación (MPA).

De acuerdo a información preliminar del Ministerio de Seguridad de Santa Fe, la víctima presentaba una herida de arma de fuego en la pierna derecha. Más tarde, el fiscal Adrián Spelta detalló al respecto: “En principio creemos que se trata lamentablemente de un accidente”.

El funcionario judicial confirmó que al custodio de 68 años no le faltaba ninguna pertenencia y sospecha que a la víctima se le escapó un escopetazo dentro de su vehículo. “También tenía otra arma que estaba a nombre de él”, acotó después de inspeccionar el lugar. El cuerpo presentaba un torniquete sobre la extremidad y los indicios apuntan a que el policía jubilado trató de frenar la hemorragia sin éxito.






Comentarios