Alrededor de 500 trabajadores quedarían en la calle.


La asignación de la cuota Hilton sigue generando inconvenientes en los frigoríficos de la región. Ya son dos los que anunciaron que podrían cerrar.

El primero en advertir sobre el inminente desenlace fue Mattievich que hace un año había reabierto su planta de Carcaraña donde emplea a 300 personas. A este se le sumó Swift Minerva, en Venado Tuerto, que se había reactiva en junio, tras 12 años parada, generando 200 puestos de trabajo.

Macri Mattievich

El conflicto surgió por la cuota Hilton asignada, que en ambos casos fue de 50 toneladas cuando se le habían prometido 300. “Me dicen desde la empresa que no son las expectativas que teníamos todos“, contó el secretario general del Sindicato de la Carne, Alberto Fantini.

“Con un mercado interno a la baja, los frigoríficos que están bien son los que tienen cuotas para exportar, y esta cantidad asignada no resulta viable”, agregó la ministra de Producción de Santa Fe, Alicia Ciciliani.

“No quieren cerrar, pero si no les cambian las condiciones, el negocio es inviable”, concluyó.






Comentarios