Fue trasladado al hospital Provincial y luego al Cullen, de Santa Fe, con una fuerte custodia policial.


Luego de conocerse la noticia de que fue baleada la casa y el negocio familiar de Diego “Panadero” Ochoa, ubicada en la zona sur, el ex líder de la barra brava de Newell’s se descompensó y debió abandonar la cárcel.

El hecho se registró este martes en Vera Mujíca al 3800 y fueron varios los impactos de arma de fuego registrados contra los inmuebles. Inclusive se encontraron en el auto usado para el ataque vainas nueve milímetro.

Balearon la casa del Panadero Ochoa. (@HernanFunes)

Los ejecutores de la balacera fueron al menos dos, según la pesquisa, y debieron huir a pie debido a que chocaron con el vehículo.

El “Panadero” Ochoa tras conocer la noticia fue trasladado desde el hospital Provincial al Cullen, en Santa Fe, con una nutrida custodia policial. El diagnóstico sería un fuerte dolor intestinal.

El hombre cumple una condena de once años en la cárcel de Piñero dictada en 2017 al ser considerado instigador del homicidio de Roberto “Pimpi” Caminos.






Comentarios