A ocho meses de la muerte de Rodrigo López de 16 años, todavía no están los resultados finales de la autopsia.


Un adolescente de 16 años ingresó a la guardia del hospital Centenario por un presunto desgarro en la pierna izquierda. Sin embargo horas después, salió fallecido por una presunta descompensación. El hecho ocurrió hace ocho meses, y pese a que le realizaron una autopsia al cuerpo, todavía hoy se desconoce qué fue lo que pasó. Su familia pide justicia.

Rodrigo Sebastián López sintió una molestia en su pierna tras un partido de fútbol en barrio Ludueña y fue revisado por médicos de los hospitales Carrasco, Alberdi, Centenario y hasta el Clemente Álvarez. Siempre se habló de desgarro, le hicieron una placa y le colocaron un inyectable para calmar el dolor.

Pero la molestia seguía, entonces la familia lo llevó a la guardia del Centenario. Pese a que se trataba de un cuadro menor, luego de tres horas, los médicos confirmaron su fallecimiento. De acuerdo la familia, tardaron tres días en devolverle el cuerpo, y pese a que los resultados de la autopsia debían demorar como máximo seis meses, al cabo de ocho siguen sin respuestas.

El fiscal del caso, Donato Trotta, tiene una versión diferente. Señaló que según los estudios médicos Rodrigo murió por “causa indeterminada” por lo que pidió ampliar los exámenes, y agregó que ningún familiar se presentó en Fiscalía.

Por lo pronto familiares y amigos crearon una fanpage de Facebook para pedir justicia, titulada: “Queremos respuestas en memoria a Rodrigo Sebastián López”.




Comentarios