Luego de que el patrón le avisó que cerraba el tambo, Horacio Piriz grabó un video casero "de recuerdo". Refleja la situación de muchos que dejaron la actividad.

  • Publicado por Redacción de Vía Río Cuarto

“Me han hecho rabiar en las parcelas estas malditas vacas, pero las quiero. Ojalá que se arregle el país, para que siga habiendo tambo y trabajo para todos, para el que tiene y el que no tiene. Me duele mucho, (…) esto no tendría que pasar nunca, que se cierre un tambo”, expresa Horacio Piriz, ex tambero de Carnerillo.

Luego de que su patrón, Francisco Cusi, le confirmara que, por falta de rentabilidad, debía dejar de dedicarse a la producción lechera, el trabajador rural grabó un emotivo video casero de despedida.

“Penosamente tuve que tomar esta decisión, aunque me duele y me cuesta mucho, porque a los que no tenemos escala, todo nos sale más caro y nos golpea más. A los créditos que dicen que hay, nunca los ví. Horacio va a ser indenmizado y estamos viendo si algún tambero amigo lo puede tomar”, explicó Francisco Cusi, dueño del campo.

Horacio Piriz, tambero de Carnerillo

Piriz contó a Vía Río Cuarto que grabó el video “para que tenga un recuerdo” sus hijos y nietos. “Yo tengo tercer grado nomás, pero entiendo que esto no tiene que pasar, el patrón tiene un campo que, para lo que es la vida hoy, es chico. Por ahí la gente de la ciudad piensa que en el campo brilla el oro y no es así. Es tremendo el esfuerzo que hay que hacer”, agregó.


En esta nota:

campo

Comentarios