Los primeros estudios indican que el can contrajo rabia en la zona rural de Moldes. 


Un cachorro de ovejero alemán criado en un campo de Coronel Moldes habría muerto de rabia. Así lo confirmó la veterinaria Angélica Curletto, de la localidad. 

El intendente de Moldes, Jorge Constanzo, dijo que el hecho ocurrió en la zona rural pero de todos modos se tomarán recaudos preventivos y se hará una campaña de vacunación de perros y gatos, gratuita y obligatoria, en la localidad.

Curletto explicó que la rabia existe en los animales silvestres y este perro vivía en el campo. Se estima que pudo haberlo contagiado algún murciélago. Sus dueños notaron un comportamiento extraño, sintomatología nerviosa, no presentaba la típica salivación de la rabia pero sí parecía tener dificultad para cerrar la boca. No mordió a nadie. Fue aislado el jueves, para ver su evolución.

El domingo a la noche el animal murió. Sus restos fueron estudiados en el Instituto Antirrábico de Córdoba y dieron resultados “positivos” para rabia en las primeras pruebas, aunque se aguardan estudios complementarios


En esta nota:

Salud


Comentarios