El conductor se negó a que trasladaran el vehículo al corralón municipal y lanzó varios golpes de puño contra uno de los agentes.


Uno de los tantos operativos de control que realizó la Dirección de Tránsito del Municipio de Resistencia terminó este fin de semana con un conductor detenido, luego de protagonizar un incidente en el que incluso agredió a un agente municipal.

El domingo por la madrugada, un hombre al mando de un Ford Fiesta no superó el test de alcoholemia, que arrojó un resultado de 1,92 gramos de alcohol en sangre (el máximo permitido es 0,4).

Al ser informado del traslado de su vehículo al corralón, el automovilista intentó resistirse, le faltó el respeto al personal y lanzó varios golpes de puño contra el inspector que lo había parado, según publicó Chaco Día por Día.

Los agentes de la Policía intervinieron para contener la situación, pero ante la persistencia del sujeto en su actitud negativa, fue trasladado a la Comisaría Primera.




Comentarios