Tenía 65 años de edad y hace muy pocos meses se había jubilado. Había logrado premios internacionales con su gran talento.


En la noche del jueves, vecinos del barrio 40 Viviendas denunciaron ante la Comisaría Décima que emanaba un olor nauseabundo desde una de las casas del conglomerado. Al llegar los uniformados y no obtener respuestas desde el interior de la misma, ingresaron y encontraron a muerto al propietario e la vivienda, Richard Escobar, de 65 años, caricaturista y ex diseñador de un diario local.

Los efectivos de la Comisaría Décima debieron ingresar forzando la puerta del lugar. Al entrar, encontraron el cuerpo del hombre en el baño, corroborando que, por el estado de su cadáver, llevaba unos días de fallecido. El fiscal de turno ordenó que se realice una autopsia, para descartar cualquier situación de delito, teniendo en cuenta que la morada estaba en orden y sin signos violencia en las aberturas, pero Escobar tenía signos de un fuerte golpe en la cabeza.

El autorretrato con el cual Richard Escobar se identificaba en sus cuentas en las redes sociales.

Mientras se aguarda las definiciones que genere el resultado de la autopsia, un sinfín de expresiones de condolencias se expresaron a través de las redes sociales al saberse el fallecimiento de este artista. Es que Richard Escobar, quien era sordomudo, construyó un prestigio en base a sus trabajos como caricaturista, habiendo recibidos premios a nivel nacional e internacional.




Comentarios