Corroboraron que la puerta tenía cadena y candado del lado de afuera, por eso las víctimas no pudieron escapar de las llamas.


Un giro dramático e inesperado tomó el caso ocurrido en el mediodía del lunes en el barrio “Mate Cosido”, donde a causa del incendio total de una precaria vivienda fallecieron una mujer de 37 años y dos de sus hijas. Es que cerca de las 17, y tras los primeros resultados de las pericias, el ayudante fiscal dispuso que sea detenido por “Supuesto Homicidio Culposo” el esposo y papá de las víctimas. Esto se decidió al comprobarse que la única puerta de la vivienda estaba cerrada con candado del lado de afuera, lo cual impidió que las infortunadas personas pudieran escapar de las llamas.

Como se sabe, la Policía el Chaco confirmó que minutos después de las 11 en una vivienda precaria del barrio Mate Cocido, en avenida Mac Lean al 4500, perdieron la vida la señora Concepción Griselda Sosa, de 37 años de edad y dos de sus dos hijas: Brisa Torres, de un año y medio y Jazmín Torres, de ocho. Las primeras investigaciones dieron a entender que el fuego se había generado por un escape de gas de la garrafa que tenían dentro de la casa. Al momento de realizarse el llamado a las autoridades, actuaron el móvil A-02 de la División Bomberos de la Policía del Chaco y una autobomba de los Bomberos Voluntarios Zona Sur. La precaria vivienda, hecha con maderas y chapas quedó absolutamente carbonizada.

Hasta ese momento, Ramón Rafael Torres, de 48 años de edad, sólo había tenido que identificar los cadáveres. Ante los policías había comentado que él y otra de sus hijas, de 15 años de edad, no estaban en el hogar en el momento del siniestro. Ambos dieron declaración testimonial en la seccional Cuarta de la Policía del Chaco. Sin embargo, con el correr de las horas y los resultados de las primeras pericias, el caso tomó un giro estremecedor, al comprobarse que antes de salir de su hogar, este hombre dejó a su mujer y sus hijas más pequeñas encerradas, ya que le puso cadena y candado a la puerta, del lado de afuera.

Ante la situación, tres hijos de la pareja, una joven de 15 y dos varones de 10 y 13 años, respectivamente, quedaron a cargo del equipo interdisciplinario de la Linea 102, institución que depende del Ministerio de Desarrollo Social, que deberá buscar primero un familiar directo u otra persona que pueda quedar a cargo de los niños.




Comentarios