Se trata de un convenio entre la Fundación Mujeres Chaqueñas Solidarias (Muchas), la Fundación Bettina Vásquez y la Cooperadora para la Nutrición Infantil (Conin Barranqueras).


Tres entidades civiles unieron sus fuerzas para profundizar el trabajo que ya venían realizando en materia solidaria. El acta acuerdo se formalizó para trabajar bajo el compromiso, la colaboración y la cooperación mutua entre asociaciones. Participaron de esta firma de acuerdo las integrantes de “Muchas” Marilyn Cristófani, Viviana Glibota y Mamacha Massin; de Conin, su presidente, Adolfo Andreotti; y por la Fundación Bettina Vásquez, Soledad Solsona. El lanzamiento de este programa será abordado bajo tres ejes fundamentales: uno pedagógico junto a la familia; otro que se focalizará en lo saludable y el tercero en lo creativo para el bienestar de cientos de niños y adolescentes que se encuentran en estado de vulnerabilidad.

Desde Conin aunarán esfuerzos para la detección de niños en situación de vulnerabilidad que asisten a merenderos y comedores, elaborando un mapeo de situación; luego Muchas procederá a crear un listado informando cuáles son los que adhieren a la membrecía e informará la grilla de actividades y horarios para coordinar el abordaje de la Fundación Conin Chaco Barranqueras a fin de lograr un diagnóstico nutricional y asigne un tratamiento según el protocolo de intervención. En tanto, la Fundación Bettina Vásquez se comprometió a colaborar con su red de voluntariado para participar activamente en el desarrollo del programa, como asimismo gestionar ante empresarios donaciones o compras de alimentos o elementos y servicios que surjan durante la implementación del trabajo.

Se trata de un convenio entre la Fundación Mujeres Chaqueñas Solidarias (Muchas), la Fundación Bettina Vásquez y la Cooperadora para la Nutrición Infantil (Conin Barranqueras).

Cuesta agradeció el acompañamiento y apoyo de las fundaciones, destacando que es un proyecto muy ambicioso, ya que es el primer programa que llevará adelante Muchas. “Nos dedicaremos y concentraremos en los niños para no diluir esfuerzos por todos lados. Queremos firmar más convenios con las distintas fundaciones, instituciones y empresas que deseen sumarse”. La presidenta de Muchas exaltó que desde la Fundación recibieron innumerables pedidos y últimamente trabajan en muchos lugares de Resistencia, Barranqueras e inclusive en el interior provincial. “La mayor demanda es para asistir a los merenderos, por lo cual decidimos crear Carita Feliz, proyecto que recibió el apoyo de la Fundación Bettina Vásquez para la logística y el abordaje territorial y de Conin, que se encarga primordialmente del control de nutrición. Además, este programa pone énfasis en otras cuestiones muy importantes para acompañar el crecimiento de los niños como ser la educación, la diversión y la contención, para lo cual se cuenta con personas capacitadas en cada área”, explicó Cuesta.

“Hay mucha gente solidaria en el Chaco, pero que actúa de manera aislada, por eso desde la Fundación tratamos con este programa unir estas voluntades para tener un alcance mayor y más efectivo. El voluntariado social también va a tener una participación importante en este programa en la búsqueda de una sociedad más equitativa e igualitaria, pero teniendo como prioridad los niños”, finalizó.

Massin, por su parte, comentó que este es el proyecto más comprometido que implementan con la Fundación, ya que además de “asistir a los merenderos con alimentos y atención médica, también nos ocupamos de la parte cultural y recreativa, para que los chicos puedan modelar, hacer teatro, escribir cuentos y participar en familia, para brindarles cariño y contención”.

Desde Conin Barranqueras se remarcó la preocupación por la grave situación alimentaria. Andreoti manifestó al respecto que “este programa es en pro del bienestar de los niños, ya que estamos preocupados por la vulnerabilidad social y económica de las familias, sobre todo de la alimentaria. Preocupados por la seguridad nutricional”. Aseguró que desde la fundación a la que preside están sumamente preocupados porque “la niñez puede crecer con cierto déficit en el organismo sano y de esa manera no podemos tener un país fuerte como el que todos soñamos”.




Comentarios