El pequeño de dos años convulsionaba y se había desvanecido.


El jueves al mediodía, efectivos policiales tomaron conocimiento a través de un llamado telefónico al 911, que un pequeño de apenas dos años de edad se encontraba inconsciente. La dirección indicada era una vivienda, sobre calle Bibiano Meza al 2000. Cuando los agentes llegaron, se encontraron con un cuadro desesperante, el papá del pequeño, un joven de 23 años, lo tenía en brazos con convulsiones y hasta que finalmente perdió el conocimiento.

Ante ello, de inmediato procedieron a realizarle maniobras de reanimación, después de algunos momentos lograron que el menor recuperara el conocimiento y sin pérdida de tiempo fue trasladado junto a su madre hasta el Hospital Pediátrico en el móvil policial.

El menor fue atendido en el Hospital Pediátrico.

En el nosocomio fue asistido por la médicos de guardia quienes estabilizaron al niño, y permaneciendo en observación luego de unas horas, fue dado de alta.






Comentarios