Este jueves, le dieron de alta a Genaro Ibañez. Nació el 27 de mayo y pasó 43 días en la Neonatología del Hospital “Dr. Jaime Ferré” de Rafaela. Su historia conmovió a la ciudad: su mamá, Evangelina, falleció como consecuencia de complicaciones por el COVID-19. Tenía sólo 43 años.

Juan Manuel Ibañez es camionero. Es el papá de Genaro. Comenzó con algunos síntomas, aún de viaje. Llegó a Angélica (a 33 km de Rafaela) al día siguiente. Decidió aislarse en su casa y que su esposa, Evangelina, embarazada y madre de sus otros dos hijos (Evangelina y Guillermo, de 11 y 17 años, respectivamente) se mude con su suegra, que vive en la casa de al lado. Pero Evangelina se negó y se quedó en su casa.

A los pocos días, ella también comenzó con síntomas. El sábado 22 de mayo, comenzó a empeorar y el 25 la trasladaron al Hospital. “El día miércoles a la tarde le mandé un mensaje y no me respondió más. Ya comencé a preocuparme mucho más. El jueves a las 8 y media de la mañana me llamaron los médicos para decirme que se había complicado su estado. Habían decidido dormirla e intubarla y me dijeron que era urgente adelantar el parto. Se abría la esperanza de las dos vidas: salvar a los dos. Y yo dije automáticamente que sí. Al mediodía me dijeron que Genaro había nacido con vida, que era muy prematuro, y que Evangelina seguía con respirador. Genaro también quedó con respirador”, contó Juan Manuel, en una entrevista cedida a Bien Despiertos.

Su hijo apenas pesaba 1.290 gramos, tenía 31 semanas de gestación y nació con COVID-19. Sin embargo, la enfermedad nunca se manifestó en él: sólo tuvo las complicaciones propias de un prematuro. Así lo indicó Ana Zanetti, jefa de Neonatología del Hospital de Rafaela.

Evangelina fue complicándose y perdió la vida el 31 de mayo. Fue el primer caso en Rafaela y la región en que se incluía “embarazo” entre las causales de muerte por COVID-19. Y sacudió a toda la comunidad del Hospital. Todas las fuerzas se pusieron para que Genaro se repusiera.

Primero, salió del respirador. Después, salió del aislamiento. Y este jueves, pudo salir del Hospital e ir a su casa. Sin dudas, una historia conmovedora.