El lunes al mediodía, un llamado a la comisaría local advertía que un hombre estaba dentro de un auto con las puertas abiertas, pero recostado.


A las 11.45 hs, en Bernardo de Irigoyen al 600, el personal del Grupo Técnico Operativo, estaba cerca de la zona y llegó a constatar la veracidad del relato.

Los agentes lograron observar un Corsa rojo, que tenía  las puertas abiertas y dentro del mismo  había una persona durmiendo. Intentaron despertarlo,  pero recibieron patadas y golpes de puño.

El joven Pablo Jaime (21) se puso agresivo y fue trasladado por el delito de “resistencia a la autoridad” e intervino la UFIJ 15 DJBB.






Comentarios