En la tarde de este sábado, quedó inaugurado el nomenclador de la calle interna, que nace desde la intersección con calle Buchardo.


 En la tarde de este sábado, quedó inaugurado el nomenclador de la calle interna del Parque San Martín “Don Antonio Salvador Cartolano” que nace desde la intersección con calle Buchardo. Fue impuesto por Ordenanza 3.772, sancionada el año pasado por el Honorable Concejo Deliberante.

El acto de descubrimiento del nomenclador de la calle estuvo encabezado por el intendente Mariano Uset y contó con la presencia de Carlos Cartolano, nieto de Don Antonio, del presidente del Concejo Deliberante, Adrián Otero, concejales de los distintos bloques, autoridades del Municipio y representantes de distintas instituciones.

Antonio Salvador Cartolano (1881/1970) nació en Benito Juárez, pueblo en el que se había radicado su familia de inmigrantes de origen italiano.

Luego se radicó en Bahía Blanca, donde obtiene la matrícula de rematador en 1904, trasladándose en 1909 a Punta Alta, donde ejerce entre los años 1918 y 1919 como Secretario del Juzgado de Paz de Punta Alta y a partir de ese último año hasta 1923 se convierte en el “Valuador de Rentas” de la Provincia de Buenos Aires en la ciudad.

Fundó y editó, entre los años 1908 y 1910, el periódico “El Independiente”, el cual reflejó las aspiraciones de una gran cantidad de jóvenes de su generación, “independientes en criterio, libres de espíritu, intelectualmente insobornables”.

Carlos Cartolano, nieto de Don Antonio.

En su faz ciudadana fue, desde 1913 militante y afiliado de la Unión Cívica Radical; siendo su carnet el l número 853 del comité bahiense, ejerciendo como Secretario General entre 1916 y 1920; luego vicepresidente del comité y convencional por la sexta sección en 1925.

En su faceta comercial abrió una “Casa de Remates” en calle Humberto Primo y junto con su colega Varela, llevó a cabo los primeros loteos y remates inmobiliarios de la ciudad, por lo cual loteo y remató los terrenos donde se ubica actualmente el Parque San Martín, desarrollando el proyecto del barrio aledaño.

Fue secretario de la primera comisión Pro Autonomía en 1911, como así también miembro conspicuo de la “Sociedad Patriótica Roque Sáenz Peña”, entidad que fue fiel interprete de los sentimientos nacionales, por lo cual fue habitual organizador de festejos y celebraciones patrias.

También fue socio fundador de la Sociedad Italiana, ejerciendo la presidencia durante doce años consecutivos, en cuya función fue autor intelectual del proyecto para construir el “Teatro Colon”, obra que posteriormente inaugura.

Asimismo, fue integrante y presidente de la “Comisión Pro-templo” en el mismo momento en que se colocaba la piedra fundamental que iniciaba la construcción de la Iglesia “Nuestra Sra. De Lujan” ubicada en la calle Rivadavia entre las calles Murature y Brown.

Fue Presidente fundador de la “Sociedad Argentina de Protección y Ayuda Mutual” como así también de las cooperadoras escolares de las escuelas número 99 y 20, cumpliendo la función de representante del Automóvil Club Argentino hasta pocos años antes de su muerte.

En el año 1939 fue condecorado con la distinción más alta que acuerda el Centro de Martilleros de Hacienda y Bienes Raíces de la Capital Federal, al cumplir treinta y cinco años en la profesión.

En 1949 contrató en Buenos Aires el monumento Ecuestre del General San Martín, que quedó inaugurado un año después con la presencia de altas autoridades nacionales y provinciales, en ocasión de celebrarse el Año Sanmartiniano (1950).

Semanas antes se había trasladado a la Ciudad de Buenos Aires, donde rindió homenaje en nombre de Punta Alta al General San Martín, mediante la colocación de una placa en la Plaza Grand Bourg, grabándose en esa oportunidad su discurso.





Comentarios