La mujer fue encontrada por su marido colgando de una soga. Pero en la autopsia se halló una bala en su cabeza. 


La justicia liberó al hombre detenido por el presunto crimen de su esposa que murió este martes. Fernanda Silva (54) fue encontrada el por su esposo colgando de una soga en el baño de su casa. El caso no fue cerrado, porque se mantienen varias incógnitas y el marido quedó supeditado a la causa.

La casa donde fue encontrada muerta Fernanda Silva. (El Territorio)

El marido dijo que cortó la soga con un cuchillo, la depositó sobre el piso y llamó al 911. Pero en la autopsia se supo que tenía un proyectil en la cabeza. Entonces la policía detuvo a Juan Carlos M. de 43 años, informó MisionesOnline.

Finalmente se hizo la prueba de parafina y se comprobó que la mujer había disparado el arma y en las manos del hombre no había rastros de pólvora. El juez de Instrucción Nº 1 Marcelo Cardozo liberó al detenido. 

El cuerpo fue encontrado el martes a las 19,30 en la casa que compartía la pareja en calle Estado de Israel del barrio Villa Urquiza. Aunque todo resulte muy confuso, la justicia determinó que la mujer se disparó antes de colgarse y morir por asfixia, como demostró la autopsia.

Los investigadores buscan una explicación a las circunstancias de la muerte. Fuentes policiales informaron que tenía en la cabeza una bala calibre 22, que no llegó a afectar la zona encefálica.




Comentarios