El dólar frenó las compras de argentinos en Paraguay, pero los atrae su tenedor libre y diversión.


Una larga cola de autos aguarda en la cabeceera del puente internacional para cruzar de Posadas a Encarnación. Los viajeros visitan Paraguay atraídos por las compras, en menor medida, y un poco más por la gastronomía, la belleza de las playas encarnacenas y el Carnaval de Encarnación que exhibe su lujo en un sambódromo para 12.000 personas.

Figura en el carnaval de Encarnación. (ABC)

Pese a las elevadas elevadas temperaturas de la zona, durante la mañana de este sábado hay un fluido movimiento de personas que esperan en el Puente Internacional San Roque González de Santa Cruz.

También viaja repleto el tren que, entre las 7 y las 18 horas, parte cada media hora desde ambas cabeceras. Es un viaje sobre el río Paraná que no llega a los 10 minutos y es elegido por miles de personas que pagan $ 56 por el pasaje. Para no padecer bajo el sol, muchos turistas dejan su auto en el estacionamiento ferroviario.

Otros prefieren el colectivo, un servicio que funciona con normalidad pero con un flujo de personas inferior al de las otras opciones. La ventaja es que abarata el viaje porque deja a los pasajeros en el centro de Posadas. Si descienden en la estación deben pagar otro pasaje para trasladarse a la capital misionera.






Comentarios