Desde 1913 hasta 1990 trasladaron los trenes entre Posadas y Encarnación, completando la ruta Buenos Aires-Asunción.  


El Gobierno de Misiones financió el rescate de los dos ferrys que desde 1913 a 1990 transportaron trenes entre Posadas y Encarnación, Paraguay. Fueron construidos en Glasgow, Escocia, con propulsión a rueda y salieron de servicio cuando se habilitó el puente internacional “San Roque de Santa Cruz” que cuenta con vías férreas.

Recuperación del ferry en Posadas en los 90. Lugo, el deterioro. (Vanasco)

El reflotamiento del “Exequiel Ramos Mejía” a cargo del Ferro Club Nordeste Argentino ocupó varios días. El ferry fabricado en el astillero escocés A&J Inglis en 1911 estaba semihundido en la zona de Nemesio Parma, en cercanías del futuro puerto de Posadas. El otro ferrobarco “Roque Sáenz Peña” ya se encontraba amarrado en el muelle del puerto. Ambos son parte de la historia de la travesía ferroviaria desde Buenos Aires a Asunción por casi 80 años.  

Consideradas piezas históricas, formarán parte del Primer Parque Temático del Transporte Ferroviario Fluvial y Terrestre en la Región Litoral, que funcionará en la ex Estación de Trenes de Miguel Lanús, publicó MisionesOnline. 

El trabajo de ponerlos a flote fue realizada por la empresa Litoral Buceo, por las gestiones de la presidenta del Ferro Club del Nordeste Argentino, Analía Colazo. Iniciaron su actividad el 18 de octubre de 1913 ( )  y la concluyeron el 8 de marzo de 1990 y según la página especializada Histarmar, ya no existen buques con propulsión a rueda en la Argentina.

Como el “Ramos Mejía” permaneció semihundido mucho tiempo, la medida inmediata es colocar personal permanente para evitar que ingrese agua que lo hunda nuevamente, hasta su reparación. Aunque perdió su timonera, quizás hurtada, el “Roque Sáenz Peña” es el que está en mejores condiciones pues la sala de maquinas permanece bastante entera, con sus valiosas piezas grandes de bronce.

La botadura de ambos ferries fue realizada en 2011 a pedido de la empresa The Entre Rios Railway y posteriormente pasaron a manos del Ferrocarril Urquiza, al producirse la nacionalización de los ferrocarriles. Hasta hace un lustro corrieron riesgo de ir a desguace, pero la Administración de Infraestructura Ferroviaria del Estado (Adifse) los cedió en comodato a la provincia. Fueron reacondicionados por la Asociación de Ferroaficionados de Posadas, Yacyretá y Electricidad de Misiones, hasta que entraron en una etapa de abandono y deterioro.






Comentarios