Intentó escapar nuevamente pero fue reducido por efectivos de la Policía.


Cerca del mediodía de este día martes, en el marco de investigaciones con moradores de Picada 10 de Pozo Azul se conoció que a unos 10 kilómetros del lugar donde ocurrió el doble homicidio se encontraba desde hace más de ocho meses en una zona de monte un hombre que tenía pedido de captura.

Apenas se conoció la información, el titular de la comisaría, Juan Serrano, acompañado por personal de la comisaría de Pozo Azul y de la División Infantería UR XII siguiendo los datos suministrados por los vecinos ingresaron a la zona de monte a unos 4.000 metros de Picada 10 observaron una precaria construcción de madera con techo de cartón piso de madera de cuyo interior intentó huir un hombre quién fue rápidamente reducido.

Los uniformados procedieron a la requisa donde constataron que el nombre de esta persona que dijo llamarse Carlos Juan F. (42) coincidía con la identidad de un prófugo con pedido de detención por abuso sexual agravado por el vínculo. Según publicó El Territorio.






Comentarios