Si no se actúa a tiempo, puede ser letal. Este fin de semana causó la muerte de un chico de 15 años en Misiones.


La localidad misionera de Corpus, ubicada a 70 kilómetros de Posadas, continúa conmocionada por la muerte de un chico de 15 años que fue picado por una araña venenosa.

El arácnido que acabó con la vida de Marcos Oviedo pertenece a la especie de loxosceles, la que posee mayor distribución en Sudamérica y, según los especialistas, la más tóxica y peligrosa. Es conocida también como “araña del rincón” o “araña violinista”.

Marcos Oviedo, el chico de 15 años que murió por una picadura de la “araña del rincón”

Sus hábitos son nocturnos, y suele esconderse en lugares húmedos, oscuros y con poca higiene, por lo que es muy difícil detectarla a simple vista. Las picaduras se producen cuando es aplastada, ya que no es una araña agresiva. Su tamaño es de no más de tres centímetros y sus colores van del marrón al gris claro.

Una de las formas más sencillas de advertir la presencia de la “araña del rincón” en un hogar es su particular tela, en forma de embudo, que construye en hendiduras.

En el caso de sufrir una mordedura, el antídoto debe ser inoculado en las primeras 12 horas, cosa que no ocurrió en el caso del adolescente de Corpus. “El tiempo para ocupar el antídoto es máximo 12 horas y el paciente fue derivado a Posadas a las 36 horas”, manifestó Roberto Stetson, jefe del Departamento de Animales Venenosos del Ministerio de Salud Pública de Misiones, en diálogo con Misiones Online.

Qué hacer ante una picadura de la “araña del rincón”. (Fuente: Universidad Autónoma de San Luis de Potosí)

Según el especialista, la muerte de Oviedo “se trató de un caso grave, raro”, ya que no siempre la picadura de esta especie termina en un cuadro tan grave. “Depende de las características genéticas del paciente y como actúa el veneno en cada una de ellas”, indicó.

“Hay un desconocimiento entre los médicos sobre esta araña y en toda la gente porque cuando se sucede la picadura, hay que actuar rápido, antes de que pasen las 12 horas. En Misiones hay antídoto para este caso de picaduras, pero si el tratamiento es tarde, no hay mucho por hacer“, agregó. A su vez, comentó que es común que la gente acuda después de las 36 horas al médico ya que el dolor intenso se inicia recién a las 4 horas de haber sido picado.

Una vez en el organismo, el veneno de la loxosceles ingresa rápidamente en el torrente sanguíneo, lo que causa disolución de los tejidos y muerte celular. En caso de no atenderse de manera urgente se registra necrosis, que puede derivar en la muerte de quien recibe el veneno. También puede provocar gangrena e insuficiencia renal.

El funcionario recomendó a la población que ante cualquier mordedura recurra rápidamente a un centro médico, ya que la araña puede esconderse en la ropa, cajas, zapatos y muebles.




Comentarios