La instalación de un hotel en la zona de 600 héctareas, generó este proyecto para que la cuatro comunidades aborígenes que viven en la zona, se autogestionen.


La instalación de una prestigiosa cadena hotelera hizo que la situación entre el gobierno y los guaraníes se tense, pero desde el Estado buscaron tranquilizar a los aborígenes y se les aseguró que nadie tocará sus tierras. Es más, José María Arrúa, Ministro de Turismo de la provincia les comunicó que serán instruidos para ser guías turísticos, lo que contribuirá a la autogestión de estas comunidades.

Iván Piedrabuena, director general de Turismo, se encargó de aclarar la situación. “La última reunión con las cuatro comunidades de la 600 hectáreas fue la semana pasada en la Selva Iryapú. Venimos trabajando con las comunidades guaraníes Tupambae, Ita Poty Mirí, Iryapú y Jasy Porá hace un año y medio, pero la idea es formalizar a través de un programa que el Ministerio de Turismo lo tomará como política pública, que garantiza que el trabajo sea ordenado y exitoso”, aseguró

El mismo funcionario fue quien llevó tranquilidad a todos. “Estamos cumpliendo con una ley nacional que estipula el consentimiento mutuo y aceptación por parte de las comunidades, por eso nos acercamos y le damos plena información. Le pedimos que elijan entre cinco a seis personas de su comunidad que se capacitarán, se formarán y se comprometerán con el proyecto. Las comunidades se muestran muy entusiasmadas”, finalizó.


En esta nota:

Turismo Misiones Trabajo


Comentarios