El exaduanero de Posadas que mató a su cuñado sostuvo ante la justicia que actuó e defensa propia, porque la víctima lo atacó primero a golpes.


El hombre acusado de matar a su cuñado de una puñalada en la madrugada del domingo dijo ante la justicia que el hecho ocurrió cuando se defendía de un ataque en el centro de Posadas. Está acusado de homicidio simple y continúa preso.

El exaduanero Germán Rosas (61) sostuvo que su cuñado, el ingeniero forestal Roberto Ríos (60) lo golpeó primero cuando a las 4 de la mañana del domingo, ambos estaban dentro de su camioneta Renault Oroch estacionada  frente a la casa de la madre de este.

Rosas dijo que la puñalada que hirió en el abdomen a Ríos, fue en defensa propia. El hombre se desangró y murió poco después en el Hospital Madariaga por un shock hipovolémico debido a la pérdida de sangre.

También declaró que no intentaba huir cuando fue interceptado por la policía a unas cuadras de allí en su camioneta con las puertas y el interior ensangrentados. Según él se dirigía a presentarse ante la policía.

Rosas y Ríos habían estado juntos en una cena con amigos en la noche del sábado. Confirmó que había discutido con su cuñado como señaló un vecino. Pero aclaró que la pelea se inició antes de llegar a la casa de su suegra y madre de Ríos.

En esa escaramuza dentro del auto sufrió un corte en el mentón y otras lesiones leves que constató la policía forense. Luego atinó a defenderse, aseguró, lanzando una puñalada contra su cuñado, que resultó fatal. 




Comentarios