La Unión Industrial de Entre Ríos (UIER) hizo público su rechazo al proyecto de ley de impuesto a las grandes fortunas que ya obtuvo la media sanción en Diputados. La iniciativa, impulsada por Máximo Kirchner y Carlos Heller, abrió el debate y generó opiniones cruzadas en todo el país.

La UIER, manifestó su rechazo al proyecto “en adhesión a la posición de la Unión Industrial Argentina (UIA) y las organizaciones empresariales provinciales”. Desde el sector industrial de la provincia expresaron: “manifestamos nuestro absoluto desacuerdo a la creación de un aporte solidario y extraordinario para ayudar a morigerar los efectos de la pandemia, bajo las condiciones que presenta el actual proyecto dado que es una norma que afecta la recuperación del empleo y la actividad”.

“Una vez más, no se han considerado los elementos que afectan al sector productivo. La iniciativa que obtuvo media sanción en la Cámara de Diputados, descapitaliza a empresas que invierten, producen y sostienen el empleo en un contexto de emergencia social, sanitaria y económica. No diferencia entre el patrimonio formado por capital productivo (empresas, máquinas y activos tecnológicos en el país) y aquél compuesto por activos financieros o inmuebles’, argumentaron desde la UIER.

Finalmente señalaron que, “hay que abordar el proyecto desde una visión productivista que impulse la reactivación económica promoviendo las inversiones, la generación de empleo, de divisas, que estimule el crecimiento y en consecuencia, que permita acortar las desigualdades y reducir la pobreza a través de la generación de riqueza, en su más amplio sentido”.