La misma monitorea el cumplimiento de medidas cautelares. Comenzarán a utilizarse en Paraná.


El Ministerio de Gobierno de Entre Ríos iniciará este lunes la implementación de “pulseras duales”, que se colocan tanto a las víctimas como a los agresores, para el control, monitoreo y aseguramiento de medidas cautelares dispuestas en el marco de procesos judiciales de violencia contra la mujer.

Se trata de un dispositivo dual que, a través de un mecanismo de geolocalización, activa una alarma cuando detecta la proximidad de ambos elementos portables.

El sistema se considera más efectivo que el botón antipánico en cuanto a que avisa a la víctima, o a quien esté monitoreando la señal, cuando el agresor se acerca a menos de 300 metros.

Este mecanismo permite a la víctima tener más tiempo para huir o a la Policía para llegar al sitio indicado.

Los dispositivos se utilizarán gracias a un convenio entre el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación y el gobierno de Entre Ríos, donde el Estado nacional facilitó los dispositivos.

La titular de la cartera entrerriana, Rosario Romero, aseguró que “es una excelente articulación de esfuerzos entre el Gobierno Nacional y el Provincial” para “volver más eficaz la labor del Estado de controlar los casos más difíciles y peligrosos“.

Su uso está previsto para “casos de alto riesgo”, en base a los criterios consensuados y establecidos mediante un acuerdo con el Superior Tribunal de Justicia (STJ) de Entre Ríos.

Previamente, se realizaron capacitaciones a funcionarios y 51 agentes policiales de Entre Ríos durante los últimos seis meses.

El secretario de Justicia provincial, Pablo Biaggini, detalló que Paraná será la ciudad “donde comenzará a implementarse el monitoreo de pulseras duales” que luego “se extenderá progresivamente a toda la provincia”.

El sistema de 911 será el encargado operativo en función de las medidas que adopten los jueces de familia con jurisdicción en la ciudad.






Comentarios