Julián Molina, oriundo de Paraná, fue el primer argentino en cruzar la meta en la Media Maratón de Buenos Aires. 


El fin de semana se corrió la Maratón 21K de Buenos Aires y quién se consagró campeón nacional fue el paranaense Julián Molina con un tiempo de 1:04:19. El maratonista está desempleado y contó que vendió más de 40 docenas de empanadas para poder participar de esta competencia. 

Era un microemprendimiento que estaba haciendo al estar sin laburo y me ayudó para estar presente en esa carrera. También trabajo de mozo los fines de semana cuando puedo”, comentó Molina en diálogo con Cadena 3 y admitió que al cruzar la meta primero consiguió “la gloria”. 

Atrás del entrerriano llegaron Eulalio Muñoz y Mariano Mastromarino. Molina, de 25 años, además señaló que este logro no hubiese sido posible sin el apoyo de su familia ya que estos lo ayudaron “a llegar de la mejor forma y cuidándome con la alimentación”.

El atleta corre desde 2012 y reconoce que este fue el logro más importante de su carrera. Al mismo tiempo contó que no tiene apoyo de ningún sponsor: “Ojalá el día de mañana llegue algún apoyo para poder seguir progresando en este deporte muy sacrificado. Hay que lucharla desde muy abajo para que te vea algún sponsor, se complica mucho en Argentina”, remarcó.

También hizo mención al apoyo que cree debería haber por parte del Gobierno Nacional señaló: “A veces la plata hace mucha falta, hoy es entendible por cómo estamos (…) Necesitamos plata para nuestras vitaminas, recuperadores y viajes para hacer las pretemporadas”, detalló Molina. 




Comentarios