La jueza Marina Barbargelata accedió al pedido de la defensa y residirán a siete kilómetros de donde ocurrió el triple homicidio.


La Justicia aceptó este miércoles el pedido de la defensa de Brian y Alexis Siboldi, acusados de participar en el asesinato de Luciano Álvarez, Miguel Aguirre y Leonardo Martín Álvarez, fallecidos en Bajada Grande y tendrán arresto domiciliario en el barrio Anacleto Medina, en Paraná.

Según informó AHORA, Marina Barbagelata, jueza a cargo de la causa, había rechazado que los imputados cumplan su condena en Paraná Campaña, por lo que serán destinados a la ubicación que pidió el abogado de los hermanos Siboldi.

Tendrán prisión domiciliaria en Anacleto Medina (AHORA)

“Es un lugar seguro”, aseguró la defensa, a cargo de Alberto Salvatelli, tras confirmarse que residirán a siete kilómetros de donde ocurrió triple homicidio. Brian y Alexis vivirán en la vivenda de uno de sus familiares.

Los hermanos serán trasladados al domicilio cuando reciban las tobilleras electrónicas, ya que están en lista de espera. Los imputados estarán alojados en la Unidad Penal N°1 hasta que reciban el monitoreo.

Los imputados por el triple homicidio aún aguardan por las tobilleras eléctricas (EL ONCE).

Si bien la medida se definió en el área jurídica, la sanción social que recibieron los hermanos Siboldi y su padre, Oscar Aníbal “El Negro” Siboldi también involucrado, hicieron que los vecinos de Paraná Campaña, María Grande y Viale se opusieran a su traslado a dichas localidades.





Comentarios