También lo llaman "Diente de León" y fue instalado como un adorno del centro de la ciudad durante la gestión de Sábato Romano (1985-1988).


La Municipalidad de Oberá reinstaló un ícono de la plaza San Martín, que lanza chorros de agua pulverizados, y forma una artística pelota acuática que es muy bella a la vista y da una sensación de frescura y ambiente natural.

Son tubos de rama montados en el distribuidor de agua y de cada tubo tiene una boca en su extremo exterior que pulveriza el agua formando una bola, informó Oberaonline. 

Cuando se pulveriza agua, se forma una flor de «diente de león» o «bola de cristal», también se la conoce como “erizo”, explicó el medio obereño. 

El «Diente de león» fue instalado por primera vez en la gestión del exintendente Sábato Romano (1985-1988) en la plazoleta “Manuel Belgrano” ubicada en el Centro Cívico. Romano fue un médico que ocupó la cartera de Salud provincial y luego fue electo intendente, cuando la muerte lo sorprendió joven aún luego de sufrir un ataque cardíaco durante una fría jornada de celebración del 9 de Julio. 




Comentarios