El hombre esperaba tener tiempo para arrojar las cenizas al mar. 


Un ingeniero de 70 años de Neuquén denunció a una grúa por llevarse su automóvil donde guardaba las cenizas de su esposa fallecida. Tuvo que esperar hasta el día siguiente para poder recuperarlas. 

La grúa le llevó el auto con los restos de su esposa en el baúl. (Cortesía Imneuquén).

El singular episodio ocurrió este martes sobre la Diagonal Alvear a metros de la Avenida Argentina. Eduardo Salmoiraghi estacionó su Volkswagen Golf modelo 98 y se encontró con una faja sobre el pavimento donde se le informaba que su vehículo había sido remolcado por una grúa.

El hombre se mostró indignado porque creía que no dejó estacionado el auto donde no se debía. Pero además el automóvil contenía algo muy preciado para él, adentro del baúl tenía guardadas las cenizas de su esposa que pensaba llevar hasta Mar del Plata de donde era oriunda y luego arrojarlas al mar. 

“Tuve una historia de amor con mi mujer de 38 años, cuando decido dejarlas arriba del auto,  porque otras circunstancias me impidieron viajar, lo tomé como que me estaba acompañando de ahí en adelante hasta que se diera la posibilidad de poder viajar para dejar las cenizas en el mar.”, señaló Salmoiraghi a Imneuquén.  

Para recuperar su Volkswagen y los restos de su difunta esposa tuvo que pagar 1.100 pesos este martes por la mañana. El auto fue retirado del depósito ubicado en Intendente Carro y San Luis. “La grúa levanta autos al que tiene la tarjeta del estacionamiento vencida. Tiene un fin recaudatorio, me pregunto porque no se le hace multa al que conduce con exceso de velocidad o pasa semáforos en rojo. No tolero las injusticias”, finalizó el denunciante. 





Comentarios