El crimen ocurrió en 2018, la víctima de 18 años recibió un disparo en la cabeza mientras dormía. 


Una madre se encadenó en el ingreso a la Ciudad Judicial de Neuquén exigiendo penas máximas para los responsables por la muerte de su hijo. La mujer, además portaba un bidón de nafta entre sus piernas. La policía local intentó calmarla y convencerla para que entregue el bidón. 

Se encadenó para pedir justicia por la muerte de su hijo.

Se trata de Ana Maria Toledano, madre de David Vázquez (18 años), quién fue asesinado el 13 de mayo de 2018 en San Patricio del Chañar. El joven se encontraba durmiendo en la pensión donde residía cuando recibió un disparo en la cabeza que provocó su muerte de manera inmediata.

Toledano pide que la Justicia aplique penas máximas para los principales implicados en el homicidio. Se trata de Sergio Castillo y Gilberto Espinoza. En diálogo con AM550 la mujer afirmó que Castillo “era el que disparó”, y que se dedicaba al tráfico de pastillas. Mientras que a Espinoza lo identificó como cómplice en el crimen.  

La carátula de la causa es homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego. Tras realizar la autipsia correspondiente se determinó que Vázquez murió pasado el mediodía, entre las 8 y las 12 del domingo. Testigos aseguraron que vieron a los implicados en ese horario y en el lugar de los hechos.






Comentarios