Según la investigación judicial, el monto total supera los 800 mil pesos.


Una familia gitana de apellido Esteban fue acusada de 14 estafas, realizadas a través de la venta de vehículos por internet. El monto total del embauco es de 645.000 pesos y 4.400 dólares. A comienzos de esta semana el fiscal Marcelo Silva solicitó que Claudio Gustavo Esteban sea acusado por nueve estafas; Nicolás Esteban por cinco; Espiro Esteban por tres; Julio Costich (padre de Nicolás) por tres; Franco Castillo por una; Teresa Esteban y Rocío Artich por una; todos con distinto grado de participación.

Sus víctimas, que contactaron a esta familia por un teléfono de contacto que aparecía en publicaciones de Facebook, OLX y MercadoLibre, son de Neuquén capital, San Martín de los Andes, Chos Malal, Junín de los Andes, Plaza Huincul, Cipollettti, Catriel, Viedma, Bariloche y Puerto Madryn.

Una vez hecho el contacto, las víctimas se acercaban a los domicilios de los estafadores y probaban el auto o la camioneta (Golf, Corsa, Meriva, S10 y Ranger) y luego entregaban una parte o la totalidad del dinero. Entonces empezaban las excusas del faltante de un formulario o que el registro del automotor estaba cerrado.

Si la víctima exigía que le devuelvan el dinero, se negaban o le devolvían una parte. Había casos en donde la discusión se ponía  violenta. El fiscal Claudio Gustavo detalló que a algunas víctimas les dijeron que “si quería llamara a la Policía, que no se hiciera el pesado ni cojudo y que ya estaba, que lo cagó en 20 mil pesos” o amenazaban con dispararle si no se iba de la casa.

Los defensores oficiales Gustavo Barroso, Laura Giuliani y Alfredo Ferreyra aceptaron la calificación provisoria, por lo que la jueza Estefanía Saulí acusó a los siete.






Comentarios