Así lo determinó la autopsia, a través de la cual descartaron la presencia de signos de violencia en el cuerpo de la joven.


Este domingo se supo que la joven fallecida en un hotel de Bariloche durante su viaje de egresados sufrió “muerte súbita”. Así lo afirman los datos preliminares de la autopsia, que además descartaron cualquier signo de violencia.

“El médico forense interviniente también determinó la ausencia de cualquier indicio que haga presumir que pudiera tratarse de un evento criminal. La muerte, según las evidencias recabadas hasta el momento, podría estar relacionada con un problema de salud preexistente de la joven”, indicó en un comunicado el Ministerio Público Fiscal de Río Negro.

El sábado por la mañana, la joven de 18 años fue encontrada por una madre que participaba de la coordinación del grupo de estudiantes provenientes de Buenos Aires. La adolescente se encontraba en su habitación del hotel Las Piedras, en el centro de Bariloche, ya sin signos vitales.

Según relataron sus amigos, la joven no presentaba problemas de salud evidentes. En la noche del viernes concurrió con sus compañeros a un boliche, aunque se retiró temprano porque se sentía cansada.




Comentarios