Se trata del segundo amparo judicial de uso de cannabis medicinal en Argentina.


La familia de un nene con síndrome de Tourette podrá “cultivar todas las plantas de cannabis que sean necesarias” para tratar la enfermedad del niño, según consignó Clarín.

La cita corresponde a la jueza federal de Río Negro Mirta Filipuzzi. La mamá y los abuelos de Joaquín Navarro, de 7 años, viven en San Antonio Oeste y no podían acceder por la vía legal y de manera gratuita al aceite de cannabis que mejora considerablemente su calidad de vida.

El próximo paso es dar aviso a Prefectura Naval Argentina, Gendarmería Nacional, Policía Federal Argentina y Jefatura de la Policía de la Provincia de Río Negro, para explicitar las locaciones donde no se puede detener a los Navarro por autocultivo. Cabe destacar que tener una sola planta, aceite o cualquier insumo dentro de la ley de estupefacientes marca de 6 a 15 años de prisión.

Joaquín, con su mamá y sus abuelos.

Se trata del segundo amparo de uso de cannabis medicinal en Argentina. El primero fue en Salta, en marzo, cuando la Justicia autorizó a una mujer a cultivar 12 plantas adultas y 40 plantines de distintas cepas para tratar el trastorno neurológico de su hijo.

Desde la Fundación Mamá Cultiva explicaron a Clarín que el fallo federal de este martes en el sur anticipa una lluvia de amparos por la falta de respuestas desde el Gobierno.

Estamos en contacto con todas la ONGs del país y sabemos que esto activó los pedidos que ya estaban en proceso a nivel federal“, detalló al mismo medio Valería Salech, su presidenta.

El síndrome de Tourette (ST) es un trastorno neuropsiquiátrico que se caracteriza por la aparición de múltiples tics motores y al menos un tic fónico involuntario. Se pueden registrar cambios periódicos en la cantidad, en la frecuencia, en el tipo y en el lugar en el que se producen los síntomas y altibajos en su gravedad.




Comentarios