Viajaba por la ruta 251, impactó contra una camioneta y se prendió fuego. Investigan las maniobras para esclarecer el accidente.


En General Conesa, provincia de Río Negro, una familia que circulaba a bordo de un Chevrolet Aveo chocó contra una camioneta Toyota 4×4 en la ruta nacional 251. Antes de que su auto se prendiera fuego, la madre arrojó a la beba de 14 meses para salvarla.

El Chevrolet era manejado por Gerardo Chicaval, quien estaba acompañado por Antonella Alfaro, madre de la beba y Miguel Botana. Los tres murieron calcinados.

Accidente fatal en Río Negro (crédito: Andrés Cabalieri).

¿Qué pasó con la niña arrojada por su madre? En primer lugar, fue atendida en el hospital Monteoliva de Conesa y se constató que estaba fuera de peligro; sólo tenía una pequeña escoriación en la frente y algunos rasguños. 

​Luego, la menor fue entregada a su padre quien, de acuerdo a medios de la provincia, participaba como piloto de la competencia -el Chevrolet Aveo circulaba por la ruta como apoyo en el campeonato de Safari Regional-.

Por su parte, tanto la Policía como la Justicia abrieron una investigación para determinar el origen del accidente que dejó tres muertos. La primera hipótesis que maneja la Justicia es que el Aveo habría doblado sobre la cinta asfáltica para retomar el camino hacia Conesa y chocó contra la camioneta. Se cree que en el interior del auto, la familia circulaba con un bidón de combustible y fue eso lo que originó el incendio.






Comentarios