Los adolescentes compraron un auto e hicieron una parada en un casino.


Tras la desaparición de Julieta Sánchez, el robo de U$S 23 mil y la hipótesis de secuestro, el adolescente de 18 años con quien la joven escapó afirmó en Facebook que todo fue una “fuga por amor”.

Julieta apareció sana y salva un día después de que comenzara la búsqueda, en un camping en el centro de Neuquén, acompañada por Enzo Benigni, un chico con el que había tenido una relación un tiempo atrás y con quien había seguido en contacto pese a que sus padres se oponían al noviazgo.

“Qué significado le daría: ‘Fuga por amor’ No sé… Antes de aclarar unas cosas quiero pedir disculpas a las autoridades que pasaron la noche sin dormir para rastrearla a ella (…) Esto fue así…nuestra relación es complicada, salimos un año, del 2015 al 2016, fue la mejor relación que tuve, vivimos muchas cosas, y cuando terminamos seguimos en contacto. Pasaron unos meses, quisimos volver pero su madre no la dejó. Tuvimos que vernos a escondidas una y mil veces sin que nadie se enterara y por supuesto más de una vez nos vieron, le avisaron a la madre y era cada vez más complicado verse así sean 15 segundos…¿Qué más feo que te prohíban estar con quien más querés estar? Pasamos más de una vez meses sin contactarnos pero cuando ella me necesitaba yo ahí estaba”, siguió el relato.

Me atrevo a decir que fue la aventura más linda así haya terminado en una celda durmiendo toda la noche en un colchón en el piso, con olor a pis y tal vez pueda llegar a ir preso cuatro años”, agregó Enzo, según informa TN.

Durante el día que estuvieron prófugos, los adolescentes gastaron unos U$S 13 mil de los U$S 23 mil que se habían llevado de la casa de la chica. Con ese dinero compraron un auto, en el que la Policía encontró los U$S 10 mil restantes, tres botellas de alcohol y una pistola de aire comprimido. Durante su escapada también hicieron una parada en el casino de Plaza Huincul.

Julieta será sometida a estudios psiquiátricos para que se determine si se llevó el dinero por decisión propia o si fue influenciada o instigada por su novio, cuya situación procesal aún no está determinada.






Comentarios