"Como mamá no me veo en el papel de juzgar a otra mamá", expresó la cabo.


Este miércoles una policía de la Comisaría Cuarta de Neuquén conmovió a todos por su gesto solidario. La mujer amamantó a un bebé que había sido golpeado en circunstancias que aún se investigan. Todo parece indicar que se trató de un ritual satánico.

Cipolletti. Policía amamantó a un bebe que fue golpeado durante un ritual satánico .

“El nene estaba muy asustado, nervioso. Lloraba mucho. En un momento me acerqué, le hice upa y le pedí a su tía si podía darle la teta para calmarlo. Y me dijo que sí. Pero estaba tan asustado que se soltaba; así que me paré, ahí se prendió bien y comenzó a calmarse, hasta que se durmió en mis brazos”, contó Anabela Contreras.

La policía había sido madre hace pocos meses por lo que pudo alimentar al pequeño que se encontraba desconsolado. El gesto no pasó inadvertido y adquirió rápidamente repercusión. “Me surgió así y en la misma situación volvería a hacerlo”, cuenta Contreras.

La mujer, de 28 años, es oriunda de Allen y se desempeña en el cargo hace cinco años. “Lo que más pega es ver cómo la gente la agrede sin saber bien lo que pasó, las cosas que dicen. Yo como mamá no me veo en el papel de juzgar a otra mamá ni a nadie, al contrario, me gustaría que la ayuden y la contengan para que ella esté bien para su hijo“, señaló Anabela en dialogo con el medio Cipolletti. 

Además agregó que: “Lo más lindo que le puede pasar a ese bebé es que esté contento con su madre. Me duele que falte tanta empatía en la sociedad. Sería mejor que en lugar de criticar, le golpeen la puerta y traten de ayudar a esa mujer”, concluyó. 




Comentarios