La víctima habría sido abusada desde los ocho años de edad y pudo realizar la denuncia cuatro años después tras quedar embarazada. 


Zapala. La justicia neuquina determinó 32 años de prisión efectiva para un hombre de 42 años que abusó de la hija de su pareja. Los hechos ocurrieron en 2018 y este martes un juzgado popular sentenció al agresor.  Por los reiterados abusos la joven quedó embarazada.

Hospital Zapala (web).

La jueza Leticia Lorenzo determinó la sentencia por “la duración del delito, la diferencia de edad entre la víctima y el imputado, y el contexto de vulnerabilidad en el que ocurrieron los abusos“. El hombre fue juzgado por un jurado popular y hallado culpable por el delito de abuso sexual simple agravado por la convivencia preexistente en modalidad continuada y abuso sexual con acceso carnal agravado por la convivencia, también en modalidad continuada. 

Los hechos habrían ocurrido durante cuatro años y cuando la víctima tenía ocho años de edad. Los abusos se habrían dado en la vivienda en la que convivía la pareja en la localidad de Zapala. La denunciante pudo declarar y contar los aberrantes hechos a los que estuvo expuesta en 2018, a los 12 años de edad. Por las reiteradas violaciones la joven quedó embarazada. 

Al amparo de la Ley pudo recurrir a una interrupción legal del embarazo (ILE) en el hospital de Zapala y luego se realizó una pericia de ADN lo que sirvió como prueba contundente para determinar la culpabilidad del acusado, informaron fuentes judiciales a Imneuquén. 






Comentarios