El presidente de México, Andrés López Obrador, descartó realizar cambios en la estrategia del Gobierno para enfrentarse a la pandemia, un día después de que el país superara las 100.000 muertes por coronavirus, ubicándose en el cuarto lugar en el ranking mundial.

López Obrador sostuvo que lo que se hizo en México para enfrentar el coronavirus “ha dado resultados” y destacó lo realizado por las autoridades sanitarias, como el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, sobre quien dijo que “ha hecho un trabajo extraordinario”.

“Lo que se ha hecho ha dado resultados”, sostuvo, antes de reconocer que “es muy lamentable lo que ha sucedido”.

Y, señaló: “Lo han hecho muy bien, los médicos, las enfermeras, muy bien, los responsables de llevar a cabo esta estrategia son los mejores del mundo”.

El mandatario destacó además que su Ejecutivo heredó un sistema de salud diezmado. “Y en qué poco tiempo creamos una infraestructura de salud para atender a los enfermos y se tomaron las medidas acertadas, no nos pasó como en otros países, en donde no había camas, no había ventiladores”, destacó.

Hospital Militar Central, México (EFE)

México, con 129 millones de habitantes, es el undécimo país con más casos confirmados de coronavirus desde el comienzo de la pandemia, con 1.019.543, y acumula 100.104 defunciones por la enfermedad, según el último balance oficial, divulgado anoche.

En este contexto, la Ciudad de México restringirá la venta de bebidas alcohólicas durante los dos próximos fines de semana, luego de que el país superara las 100.000 muertes por coronavirus, informó hoy la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum.

Estamos en el límite” de volver a suspender actividades no esenciales en la capital mexicana, advirtió Sheinbaum en conferencia de prensa, informó la agencia de noticias francesa “AFP”.

En la capital mexicana, una gigantesca urbe de casi nueve millones de habitantes, 182.253 se contagiaron de coronavirus y 12.836 personas murieron por la enfermedad.

Para mitigar la propagación de la pandemia, la venta de alcohol estará prohibida en ocho de las 16 alcaldías este fin de semana, y el siguiente en las ocho restantes.

La continuación o no de esta medida dependerá del comportamiento de la pandemia. El objetivo es “evitar o inhibir las fiestas”, explicó Sheinbaum.

En las últimas semanas, se difundieron videos de grandes fiestas sin medidas sanitarias en las redes sociales, para denunciar la falta de responsabilidad de los asistentes.

La prohibición de venta de alcohol se suma a otras restricciones que operan en la capital como los horarios y afluencias restringidas en restaurantes y museos.

Sheinbaum añadió que en los últimos siete días aumentaron en 200 el número de camas ocupadas por pacientes de covid-19.