El confinamiento derivado de la pandemia de Covid-19 redujo a 51 millones de personas la fuerza laboral en México, 4,2 millones menos que el año pasado durante el tercer trimestre de 2020, de acuerdo con un nuevo informe oficial

Según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo Nueva Edición, levantada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), entre julio y septiembre, cuando ya prácticamente todo el país había abandonado el confinamiento, se registró todavía una desocupación de 2,8 millones de personas

Algunas estimaciones de expertos señalan que por lo menos 10,5 millones de personas quedaron sin trabajo debido a la prolongada cuarentena, que se extendió más de 6 meses, y que ahora regresa a 2 de los 32 estados del país, pero la mayoría serían trabajadores que laboran en la informalidad

Los ocupados en servicios descendieron 3 millones, pero los sectores de restaurantes, hoteles y comercio, son los que recibieron el golpe más brutal derivado del cierre de actividades económicas

El gobierno decretó el 23 de marzo la suspensión de clases y de actividades no esenciales, excepto supermercados, farmacias y servicios de emergencia, para afrontar la crisis sanitaria

México figura en el “top ten” mundial en mortalidad, con 99.026 fallecimientos y más de un millón de contagios, con una tasa de letalidad de 9,8% que ha descendido muy lentamente pero aún es cuatro meses la media mundial

El reporte, titulado “México y la crisis de Covid-19 en el mundo del trabajo: respuestas y desafíos”, indicó que 44% de la población ocupada enfrenta el riesgo de sufrir reducción de horas o salarios, lo cual se superpone con vulnerabilidad de informalidad e ingreso bajo en algunos sectores.